Que Wea

lunes, 2 de septiembre de 2013

Volutas

Quiero correr tan lejos que nadie nunca me pueda alcanzar y hundirme en lo más profundo de la tierra hasta desaparecer en volutas de humo y ceniza.

Boceto a carboncillo sobre papel.

miércoles, 26 de junio de 2013

el sino

En medio de la oscuridad me estremezco deprisa en un mar de tejidos difusos que me agarran y ahogan, una presión indescriptible atenaza mi pecho y me siento atrapada en mis propias trampas.
El caos que me rodea quema mi mente y pudre mi carácter, sólo ansío escapar, huir tan lejos que sus ramas talladas de espinas nunca puedan atraparme y, nunca puedan tocarte.

Cómo puedo si quiera desear algo tan puro cuando yo soy el pecado.

La soledad es la respuesta cuando todo lo que tocas se hunde sin remedio en el fango de tu propia mierda.
Y querer algo distinto no es sino soñar con un imposible tras los muros de la barrera que yo misma creo.

Son unos brazos cálidos que me aferran lo único que por un momento consigue aislarme y, olvido de forma ilusa la realidad a la que hay que retornar cuando acabe la noche y la luna se esconda llevándose mis fuerzas.

Y el sol se pondrá en lo alto abrasando unos ojos húmedos cansados de ver lo que podría ser y no es, lo que debería ser y nunca será.

No entiendo cual es el baremo que mide y decide quien tiene o no tiene el derecho a la suerte.

Padecer sin merecer, ganar sin haber jugado, puras incoherencias.

Es inútil pensar en cuánto daño he causado para que se me haya reservado tanto dolor, porque hasta el ser más inocente de este mundo puede ser el blanco de la ira del destino que nos marca una casa, un entorno y una vida, buena o mala, casi nunca merecida.


Horas...

Hay días que se hacen eternos, pero es por la noche cuando parece que el peso del tiempo entorpece su habitual ritmo fluido, la oscuridad resalta y expone con fuerza los pensamientos oscuros de almas atormentadas que, por un momento no disfrutan de su ansiada soledad.

sábado, 27 de abril de 2013

I, pet goat II, Corto

I, pet goat II from Heliofant on Vimeo.

Hoy os traigo este impresionante corto de animación desde Canadá de mano del estudio HeliOfant.
Simplemente sublime, la fluidez de la animación es increíble, con un estilo colorista que resalta en un mundo apocalíptico que se hunde lentamente posado en trozos de hielo.
Una historia de tragedia en el tiempo actual con personajes políticos como una marioneta de Bush coronado con un gorro de burro y controlado por unas manos demoníacas con el símbolo del dolar al comienzo,
que se transforma en Obama en medio de una clase ante la mirada indiferente de una maestra.

Elementos de varias religiones ( Egipcia, hinduista, cristiana, islámica etc...) y culturas convergen en el entorno mientras una especie de Jesucristo en llamas cruza el panorama en una barca con motivos egipcios.
Guerras, misiles, tanques, una niña sola ante un ejército con una bandera blanca visitada por la muerte o un hombre que se ahoga en el fango con una hoz y un martillo, símbolos comunistas, son algunos de los ejemplos de lo que podéis encontrar en el vídeo.

Todo acompañado de una excelente banda sonora que profundiza y da intensidad a los hechos, la canción se llama The Stream y es de Tanuki Project.



martes, 9 de abril de 2013

Siempre quieres más...


Esa sensación de no querer parar nunca, hasta que te falte el aire y tus músculos entumecidos pidan un descanso.
Agarrar, arañar, abrazar y en definitiva follar hasta que el dolor y el sudor exploten en forma de placer.
Sentir que no podéis estar más pegados, apretarse el uno contra el otro sin obviar la desesperación hasta exhalar el último aliento.
Y es un bucle tan intenso y tan profundo que en verdad desearías que no terminase nunca.

domingo, 31 de marzo de 2013

Así semos.

Sigo un concepto muy básico como estilo de vida, de dar y recibir, no me gusta joder a nadie y, espero en contrapartida de manera ilusa que no venga cualquier hij@ de puta sin motivo razonable alguno a interferir en mi vida de mala manera, pero el mundo es una jungla de gente diferente con ideas maravillosas y otras atroces que no caben en cabeza humana posible, es lo curioso e interesante que tiene, La teoría de la casualidad, el no saber que puedes llegar a encontrar mañana en la calle, en un bar, qué persona va a entrar en tu vida, o quien la va abandonar para tu sorpresa y decepción.
No tengo prejuicios hacia nadie, voy con la verdad por delante, te digo lo que pienso, lo que espero y lo que me toca los cojones, me gusta disfrutar del momento, de una cerveza, una buena conversación, un vinilo que suena y te eriza el vello, oler la humedad del ambiente y escuchar el sonido de la lluvia desde la comodidad de una ventana, intento rodearme de gente que me aporta algo, que me llama por algún detalle o motivo, es esa gente la que le da color y sentido a esta vida, la que te apetece conocer más y te puede enseñar algo nuevo cada día.

Vivir sin hacer daño, ayudar cuando esté en tu mano, buscar la propia felicidad sin arrastrar la de otros, y supongo que tiendo a esperar que los que me rodean me correspondan en esa línea moral por decirlo de alguna manera, pero por suerte o por desgracia no todo el mundo piensa igual, no a todos les importa la repercusión de sus actos en el medio y en otra gente.

Y eso me decepciona, me jode, me enfada y escribo esto un domingo de resaca, filosofando como si a alguien le importara este absurdo razonamiento.

sábado, 30 de marzo de 2013

Y nada más.




Importa pero es relativo, el concepto de preocupación real hacia otro ser o del ferviente deseo o esperanza de la retribución del mismo, que con toda seguridad dará paso a un sentimiento de profunda decepción por el devenir de los acontecimientos que nunca son los esperados, porque esperar algo de alguien es simplemente soñar despierto con una ilusión irreal de expectativas que no serán cumplidas, admito el deje de profundo pesimismo, supongo que es lo que marca el esquema, la experiencia puede producir ese efecto a largo plazo, la experiencia que inevitablemente te corroe mientras te madura, como una manzana que se pudre poco a poco hasta desaparecer en su propia putrefacción que sólo forma parte de ese proceso en el tiempo.

Y no queda nada, sin más, sin nadie que parezca apreciar su existencia o la falta de ella.

martes, 19 de febrero de 2013

¿ Quién necesita razones ?


Elige la vida, elige una carrera, elige un empleo, elige una familia, un televisor grande que te cagas y abrelatas eléctricos.
Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu
Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima mientras eres una carga para los niñatos egoístas y echos polvos que has engendrado para reemplazarte.
Elige tu futuro, Elige la vida.

¿ Pero por qué iba yo a querer hacer algo así?
Yo elegí no elegir la vida, yo elegí otra cosa.
¿ Y las razones?
No hay razones, ¿ Quién necesita razones cuando tienes heroína?
Después de todo no somos gilipollas, no tan gilipollas.
Es un fenómeno común a todas las facetas de la vida, hay un momento en que se tiene, y después se pierde para siempre, todos envejecemos, dejamos de volar y se acabó.

Al parecer no tenía ninguna teoría con la que explicar aquel momento, ni yo tampoco, nuestra única respuesta era seguir igual y a la mierda con todo, acumular miseria tras miseria, apilarla sobre una cucharilla, y disolverla con una gota de bilis, después chutarla por una vena apestosa y purulenta y vuelta a empezar, seguir igual, lanzarnos en pos del anhelo del día en que todo salga mal, porque nunca tienes suficiente.
Nunca en toda mi vida me había sentido tan sólo.
El sudor sobre mi espalda es como una capa de escarcha.
Sólo un poco más, para llegar al final de este horrible día.

-¿ Quiere el señor algún entrante, un poco de pan de ajo?
- No, gracias, vayamos directamente a la inyección intravenosa de drogas duras.
- Como desee el señor, a su gusto.

Aún no tengo el mono, pero está en camino, eso seguro, es el limbo yonki.
Demasiado enfermo para dormir, demasiado cansado para mantenerme despierto.
Un estado de ansia como nunca antes había conocido está en camino.
- Un tipo afortunado en mitad de una epidemia, rodeado de muertos vivientes.
- Pero eres muy joven.
- ¿ muy joven para qué?

La música está cambiando, las drogas están cambiando, los hombres y las mujeres están cambiando.
Dentro de unos años no habrá ni tíos ni tías, sólo gilipollas.
A mi me parece de puta madre, si quieres mi opinión somos heterosexuales por defecto no por voluntad propia.

Me arremangué, y me chuté, hice lo que había que hacer, seamos claros, hay chutes finales y chutes finales.
¿ De qué clase sería este?
¿ Por qué lo hice? ¿ Por qué lo hago?
Podría ofreceros un millón de respuestas, todas falsas.
Lo cierto es que soy una mala persona.

-¿ Crees que te dejaría que te fueras? Si en mi caballo hay sitio para dos, de mayores seremos soldados y los caballos serán de verdad.



Trainspotting es de esas películas que de la suma miseria sacan el punto poético y hermoso, con diálogos para recordar como un modo de filosofía.